Protocolo de saludo a nivel profesional

Generar percepciones positivas en las negociaciones es un tema importante, puedes estar enviando mensajes inapropiados sin darte cuenta, por ejemplo, a la hora de saludar.

El saludo es un protocolo que utilizamos diariamente, nos ayuda a generar una correcta primera impresión a los demás, por ello es importante entender el protocolo que debemos llevar a nivel profesional.

El saludo forma parte del lenguaje corporal y se enfoca principalmente en la conducta táctil, el cómo nos comunicamos con los demás por medio del tacto. Existen cinco niveles dentro de la conducta táctil:

1.- Conducta táctil profesional

2.- Conducta táctil social cortés

3.- Conducta táctil de amistad calidez

4.-Conducta táctil amor intimidad / filial (familiares, amigos)

5.- Conducta táctil sexual

El saludo está dentro de la conducta táctil profesional pero también dentro de la conducta táctil social cortés, ese es el motivo por el cual se genera confusión del protocolo de saludo a nivel profesional.

¿Cuáles son las características del Saludo Profesional?

La principal característica es que no posee ningún tipo de emoción y sólo se utiliza para darle la bienvenida a alguien. Un punto importante a la hora de saludar a una persona es tener en cuenta que en los negocios no hay género, esto quiere decir que la conducta táctil en el área de los negocios siempre tiene que ser de mano y además tenemos que ponernos de pie al saludar a la otra persona.

Un error que comete el género femenino a la hora de un saludo profesional es que las mujeres se quedan sentadas, cuando lo correcto dentro del protocolo del saludo es que ambos (hombre y mujer) se paren para saludarse (sin importar nivel de jerarquía), enfatizando que en los negocios no existe distinción de género.

Al ser el saludo profesional con la mano, es esencial mantenerla limpia y sin sudor, el contacto visual y sonreír mientras estamos saludando son detalles que tampoco debemos omitir.

Errores más comunes al presentarnos

A la hora de presentarnos con alguien, es frecuente que ambas personas mencionen su nombre al mismo tiempo lo que ocasiona que sólo se escuche “ruido” y que ninguna de las dos personas ponga atención en los nombres, por lo que el protocolo correcto es que primero se presente el anfitrión o quién tenga la iniciativa de saludar pero, si alguien primero se presenta contigo, lo ideal es que esperes a que termine de decirte su nombre, escucha con atención cuál es su nombre y posteriormente repítelo al momento que lo saludas con la mano y tienes contacto visual con la persona y sonríes (a todos nos gusta que nos llamen por nuestro nombre).

Ejemplo:

Calos se presenta con Fátima:

Carlos: Hola, qué tal, mi nombre es Carlos.

Fátima: Carlos (repíte nombre), mucho gusto, mi nombre es Fátima.

Al momento de estirar la mano para saludar no dejes tu brazo a un lado del cuerpo, extiende tu brazo lo más que puedas y cuida que los dedos pulgares embonen perfectamente en ambas manos para evitar que el saludo sólo sea con las puntas de las manos o que quede “chueco” el saludo, ya que, eso da una mala primera impresión.

El saludo debe ser firme y breve, su duración tiene que ser más o menos en lo que duran las presentaciones.

Cómo pasar al siguiente nivel (Social cortés)

Es común que desde la primera cita profesional se empiecen a tocar temas relacionados con gustos, temas familiares u objetivos de vida, cuando esto sucede podemos pasar de una conducta táctil profesional a una social cortés, lo que permite que en las próximas citas el saludo pueda ser de beso.

Este protocolo no aplica para todos los países, depende de la cultura e inclusive del nivel socioeconómico, en este caso, este protocolo está enfocado para México y varios países de Centro y Sur América con un nivel socioeconómico y sociocultural de medios a altos, en donde la conducta táctil social cortés es con beso en la mejilla con mujeres y hombres y entre mujeres, mientras que en un nivel socioeconómico medio bajo hacia abajo la conducta táctil tiende a ser muy restringida principalmente entre hombres y mujeres, esto también ocurre en países como Estados Unidos de América.

El saludo social cortés (en el contexto anterior) el beso en la mejilla se da por el lado derecho, se junta mejilla con mejilla y el beso se truena en el aire, es un error poner los labios en la cara de la otra persona, debido a que eso ya corresponde a la conducta táctil de calidez de amistad, amor o intimidad.

Los abrazos son bien recibidos en los negocios, son la mayor muestra de gratitud y de felicidad, se pueden llevar a cabo en el cierre de un negocio, si hay algo que celebrar o si es el cumpleaños de la persona, el abrazo es con la pelvis de lado, abrazando y “echando” el pecho hacia atrás, en especial los hombres al abrazar a una mujer deben tener cuidado al no juntar el pecho ya que puede ser incómodo e irrespetuoso.

No olvides que es muy importante una sonrisa, contacto visual y un saludo correcto para ir construyendo buenas relaciones profesionales para el presente y el futuro.

 

“La regla de oro para la sana convivencia laboral entre hombres y mujeres es: en los negocios no hay géneros pero sí buena educación”

Víctor Gordoa, Consultor en Imagen Pública.

 

 Por Cristal Liera

Artículos recomendados

Comparte esto en alguna de tus redes :)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X